BIENVENIDOS

BIENVENIDOS
Somos angelitos

Un regalo muy especial

Tener un hijo con autismo es sentir que Dios te mando un regalo muy especial, el cual te hara aprender cosas que de ninguna otra manera hubieses aprendido... es aprender una de las lecciones mas valiosas "AMOR INCONDICIONAL", pues es amar sin esperar nada.

Dios nos manda este regalo, para que aprendamos fortaleza, paciencia, tolerancia, compasion, amistad... y muchas cosas, que a medida que nuestra alma crece y se expande... al igual que nuestro corazón, aun no se puede cuantificar.

Tener un hijo especial, es convertirse en alguien especial, en Madre especial o Padre especial, y ver las cosas con otra perspectiva, es ver en cada logro, en cada etapa cumplida el exito, pero un exito aun mayor que el que otra persona regular puede obtener.

Este regalo de amor, este angel que Dios nos envia, es la oportunidad maravillosa de tener una vida especial... de ver cada cosa de otra manera, de extender tu mano a otro, y de hablar en un idioma diferente que solo otros padres de niños especiales comprenderan.

Es un viaje, y como viaje a veces alegre, a veces estresante, a veces quieres bajar del tren, a veces experimentas miedo, pero en cada recorrido, en cada etapa, vamos creciendo como personas, como padres, y hacemos de esto toda una experiencia de vida...

Espero, que veas en los ojos de tu hijo especial, ese reto, ese viaje, esas lecciones por aprender, pues desde que recibes a ese bello regalo, tu vida cambia... y como cambia!... y aprendas la leccion mas valiosa de todas:
"Amar incondicionalmente"
Escrito por: Zullymar Guerrero
para sobre-autismo.blogspot.com

sábado, 16 de octubre de 2010

YO TAMBIEN SOY ESPECIAL


Hace unos meses mi hija me hace una pregunta que ...para ser sincera...me hizo mover de pies a cabeza... con su bella cara pero con una expresión de duda me dice "¿Si mi hermano no tuviese un diagnostico de autismo... como seria nuestra vida?" . Respiro profundo..pienso..y vuelvo a respirar.. pero antes de que una frase saliera de mi boca mi hija se responde así misma... "Por lo menos yo.. no seria igual, mi hermano me ha enseñado tanto... a aceptar a los demás, a quererlo en su silencio, a ser tolerante, a ver la vida de otra manera"... Respiro y dentro de mi digo "Gracias Dios mio... por estos dos hijos tan especiales".
Ha veces siento que "la vida es una decisión", sentir que todo lo que nos pasa no es casualidad, que si Dios me dio este regalo, fue porque quería darme la opción de decidir...y siento en mi corazón que mi decisión fue la correcta..."AMAR"... me dio la oportunidad de que mi vida fuera tan especial como la de mi hijo... en primer lugar no quedarme con un diagnostico medico, sino tener fe, al ver a mi hijo... saber que EL no es un diagnostico, que EL no es una etiqueta, y al tener esta visión saber que EL es un ser ilimitado, que EL vale mucho mas.... cada cosa que he hecho por apoyar a mi hijo siempre me da resultado, veo el esfuerzo de mi hijo en avanzar cada día, en lograr sus metas, y en estar tan conectado con mi hija y conmigo que a veces siento que me lee la mente...
Autismo no es estar en su mundo... eso es un error, pues mi hijo cada día me dice con sus acciones "yo estoy contigo".
Veo a mi hija y me doy cuenta que definitivamente ella también es especial, ama a su hermano y aunque a veces están... como todos los hermanos, jugando y peleando, de verdad que ella ha aprendido a ser tolerante, a aceptar que cada quien es diferente y a la vez tan igual, que todos buscamos amor y aprobación, y que dar amor es la única manera de obtenerlo.
Es nuestra decisión: el vivir desde el amor y la aceptación, o desde el dolor y la lucha. La única manera que a mi me ha funcionado es ACEPTAR, y decir, ¿y ahora que hago con esto?... y entonces allí es que surgen las ideas... pero si estoy en la "lucha" en la "negación", o en el extremo de la "resignación", desde allí no hay muchas opciones...
Ha veces la crianza no es fácil...sin embargo "haciendo todo lo posible" apoyándolos cada día, teniendo fe, y creyendo que todo se puede lograr... recibimos estas bellas sorpresas... Una respuesta tan hermosa como la que me dio mi hija... que se resume en ser mejor, y hacer de las cosas mas difíciles la oportunidad de aprender, crecer y amar...
Les dejo con esta reflexión, pues siempre he creído, que un hijo especial hace a un padre y a una madre especial, pero eso es una decisión (¿desde donde lo quieres vivir?).....ahora lo hago mas amplio... un hermano especial...hace a una hermana especial... y a una familia especial... y sigamos ampliando el abanico... para que cada día haya mas tolerancia, mas aceptación y menos etiquetas.

Escrito por
ZULLYMAR GUERRERO
para sobre_autismo.blogspot.com

1 comentario:

mariagloria dijo...

Zullymar que lindo escrito y la reflexion muy buena, te felicito por los hijos que tenes, un abrazo grande


Un regalo muy especial

Mi hijo es diferente... pero como lo amo!!!